sábado, 27 de diciembre de 2008


"Mejor que mil palabras
carentes de sentido
es una sola palabra razonable,
que puede llevar la calma
a quien la escucha".

Buda

4 pintores:

Natalie Li dijo...

Me gusta esta cita porque indica una pura verdad. Si nosotros sólo requerimos una palabra a expresarse, entonces nosotros sólo debemos utilizar una palabra. Es importante que nosotros no demos explicaciones grandes que pueden ser resumidas en sólo unas palabras pocas. El mensaje sencillo es el mensaje más claro. Por ejemplo, yo tengo un maestro que dice que nosotros no debemos dar disculpas para que podamos ir al punto más rápido. Reserva tiempo y energía. La persona no sólo tiene que pasar tiempo de hablar de excusas, pero el oyente tiene que perder tiempo el escuchar. El orador y el oyente se ponen nerviosos tratando a explicar y comprender, respectivamente. A menudo, el mensaje nunca consigue comunicado y llegamos a ser perdidos en la traducción. Es bueno que escrbiendo y hablando son ambas formas de comunicación, y la capacidad de comunicar en unas palabras pocas es un instrumento que todos debemos aprender a utilizar. Nosotros siempre debemos tratar de ser corto y bueno, no sólo a hablar, pero también en escritura. Cuanto todos puedan hacer eso, nosotros podremos tener una relación más pacífica con otros porque la comunicación será efectiva. Es decir, menos es más. Espero que todos aprendamos a comprender ese concepto.

Apurva S. dijo...

Me encanta cuando las materias deferentes y distintas colisionen; este es un ejemplo arquetípico de eses colisiones. En la clase de ingles avanzada, estamos leyendo El Rey Lear, escribido por William Shakespeare. En esa novela, el rey despedace su reino entre sus tres hijas basado en como pueden expresar las chicas sus amor para su papa. Hay tres hijas; las dos mayores hicieran discursos muy elocuentes, largas, floreados, y, más de todo, lisonjeados. Por el contrario, la hermana más joven no puede traducir su afección a palabras. Por esa razón, ella dice “nada.” Específicamente, ella dice que no puede empujar su corazón a su boca. Creo que este ejemplo es la personificación perfecta del poder de una sola palabra o no palabras en absoluto. Hay emociones y pensamientos en nuestras mentes que no podemos trasladar a palabras. Tratar de hacer algo así es una injusticia. Ojala que personas las den cuenta de esa verdad. Aparece que este verdad es la razón que personas necesitan un alto dominio sobre las lenguas. Si lo tuviera sobre la lengua de español, podría expresarme más efectivamente que las personas que necesitan decir largas soliloquios sin sentidas. Para esta razón, me alegro que estemos avanzados en esta clase de español.

Anónimo dijo...

Surya B. dijo...
A mil, a veces de un centenar de cosas de menor valor se contrasta con una cosa de mayor valor. Conflicto entre la calidad, por un lado, frente a la cantidad por la otra es algo que nos enfrentamos todos los días. Ya sea en la escuela, la amistad y cuando lo piensas, esto se aplica a cada aspecto de la vida. La elección de la calidad sobre la cantidad en general, significa que nuestras vidas serán más ricas si optar por las cosas, relaciones y experiencias que están cumpliendo y especial, en lugar de optar por simplemente más de todo.

Najiba dijo...

A mi me encanta hablar, me encanta los auges y caídas del sonido, me encanta el sabor de las palabras que de manera informal dan una vuelta de mi lengua, me encanta sentir la pesado del aire cuando palabras majestuosos volar en lo. Pero, muchas veces, necesito parar de hablar para gozar la voz de silencia. Necesito examinar las razones que estoy hablando. Una palabra sin propósito es más despreciable como las distracciones de diablo que nos seduce al viaje de idotas. Nuestras palabras son regalos que otras necesitan ganar, no son gratuitamente que podemos distribuir la como llueve en una dia lluvioso. Si observaras el mundo, todas las personas que están más respetados, mas escuchados preservan sus palabras para los momentos que no pueden vivir sin la interjección de sus palabras. Una persona que habla muchísimo es como una chica que otra etiqueta como “fácil”; la chica no esta preciosa o digno para otras porque ella da mucho fácilmente, y en la misma panera un hablador se separa con sus palabras más fácilmente y nadie cuida a lo que quiere decir. Una persona con mucha sabiduría se ha da cuenta del valor de sus palabras, y por eso habla donde cerdos vuelvan, y no como perros orinan.

Buscador de Letras de Canciones


help